logo

Fue en el año 2004 cuando el Área de Cultura e Benestar Social del Concello de Cambre, a través del Museo Xacemento romano, inició un ambicioso programa de recogida de fotografías antiguas referentes al término municipal, con el fin último de la puesta en marcha de un fondo de fotografía histórica de acceso público. El objetivo básico no era otro que la preservación de este ingente patrimonio inmaterial que estaba en serio riesgo de desaparición.

La dificultad principal del proyecto fue la falta de medios técnicos y materiales para llevarlo a cabo. La conservación de las fotografías propiamente dichas requería una infraestructura con la que la administración local de Cambre no contaba ni podría contar, ni siquiera, a largo plazo. Por lo tanto, se optó por un proyecto de protección básica de lo fundamental, de la imagen. De este modo, la fototeca de Cambre no contendría fotografías físicas, sino imágenes fotográficas cuyo mantenimiento llevaba aparejado un coste infinitamente menor.

Comezó así una amplia, rigurosa y metódica búsqueda de material fotográfico: en primer lugar, con la investigación y búsqueda tanto en los archivos públicos de Galicia como en los del resto del Estado; en segundo lugar, con la localización y rastreo en diversos archivos privados y en tiendas especializadas; en tercer lugar, y sobre todo, en fondos familiares de todas las parroquias del ayuntamiento. Los frutos obtenidos a través de esta última línea de trabajo fueron los que mejores y más fecundos resultados arrojaron, tanto en cuanto en lo referido a la calidad como a la cantidad de las fotografías recogidas y custodiadas. Tanto fue así que no se encuentra, ni en Galicia ni en el resto del Estado, ninguna otra fototeca que reuna las características (sobre todo las referidas a la cantidad) de la fototeca de Cambre. Este hecho nunca hubiera sido posible sin la activa y desinteresada participación de la ciudadanía del término municipal de Cambre.

En aquellos momentos se adoptó la que, a nuestro juicio, fue la decisión más importante en la evolución de la fototeca: la realización de la primera exposición fotográfica y la impresión del primer libro (aunque, por diversas cuestiones, no fue editado  hasta el año 2011).

En este punto sería injusto no señalar la fundamental aportación de la empresa Molduras del Noroeste S.L. que, a través de sus entonces propietarios (D. César y Dª Eloisa Cubeiro Veiga), posibilitaron mediante su mecenazgo la adquisición de tres fotografías estereoscópicas originales y, en el año 2006 patrocinaron, por medio de una sustanciosa aportación económica, el libro "Estampas de Cambre. Imaxes para o recordo" y la exposición temporal que le servía de soporte. Verdaderamente este fue el año en el que tanto la exposición como el archivo fotográfico iniciaron un despegue definitivo en cuanto a la calidad y a la cantidad de sus fondos fotográficos. Por eso el Concello de Cambre siempre estará en deuda con ellos: su fé en el proyecto de la fototeca municipal fue un acicate permanente para nosotros.

La primera exposición supuso la visibilización del arduo trabajo desarrollado hasta entonces y, lo que fue mais importante, posibilitó un proceso de revalorización de lo propio realizado por cada una de las vecinas y por cada uno de los vecinos que acudieron a la exposición. A su fin, el ritmo de cesiones de imágenes creció de forma vertiginosa, de manera que los medios que hasta entonces se emplearon para  su tratamiento resultaron ya claramente insuficientes.

A finales del año 2006 se adquirió un programa de gestión de los fondos, especificamente desarrollado para imágenes fotográficas, el programa  APCIMATGE, creado por el Centre de Recerca i Difusió de la Imatge (CDRI) del Archivo Municipal de Girona y la empresa ApcSoft, lo que ocasionó una reorganización del trabajo, sobre todo en lo relativo a los productos que generaba la fototeca, puesto que ya era posible la búsqueda específica mediante criterios definidos previamente, con lo que la potencia del fondo de fotografía se multiplicó enormemente.

Tres exposiciones y tres nuevos libros (años 2006, 2008 y 2010) contribuyeron aún más a la puesta en valor de las imágenes fotográficas. Como se puede comprobar en el apartado Actividades de la fototeca, cada exposición y cada libro siguieron un hilo conductor lo que demostró que el fondo de fotografía tiene la amplitud suficiente como para poder documentar los principales temas de interés de cualquier análisis histórico.

Finalmente, en el año 2009, la Concellería de Turismo, Patrimonio Histórico-Artístico e Natural e Medio Rural, obtuvo una subvención del Fondo Estatal para el Empleo y la Sostenibilidad Local, gracias a la que se realizaron los siguientes trabajos:

  • Se catalogaron 14.185 imágenes fotográficas.
  • Se adquirió el equipamiento completo para la puesta en marcha de un punto presencial de acceso a la fototeca.
  • Se creó este espazo web www.fototecacambre.es, que universaliza el acceso a nuestra historia desde cualquier parte del mundo.

Para finalizar, solo decir que este es un fondo vivo, en continuo movimiento, que se acrecentará, en su caso, gracias a la participación de todas aquellas personas que nos confíen  su memoria familiar. A ellas y a ellos nos debemos.

Muchas gracias